La transición energética pasa por la integración de las renovables a la red de distribución.